Cómo entrevistar a un Cuidador de personas.

Puntos más importantes a tener en cuenta.

La selección de un cuidador o cuidadora puede resultar una tarea compleja y tediosa para aquellas personas que no están familiarizadas con este servicio.

La familia debe tener en claro sus objetivos y elegir un perfil de Cuidador que se adapte a sus necesidades y de la persona que requiere la atención. Por su parte el Cuidador debe tener la certeza de poder prestar el servicio acorde a las expectativas de la familia.

Una vez presentados los cuidadores a través de Cuidados.net, al entrevistar a los candidatos para cuidar a su familiar, le recomendamos considerar las siguientes variables:

Entorno. De ser posible, la entrevista debe desarrollarse en un espacio tranquilo, que inspire confianza y permita tener una conversación distendida. Un espacio acorde podría ser en la misma casa donde habita la persona que recibirá los cuidados, de esta manera se obtiene una primera impresión de la situación de la familia y su entorno.

Avanzada la entrevista y acordadas cuestiones básicas de la relación, o mejor aún en una segunda etapa, el Cuidador o Cuidadora podrá ser presentado/a al resto de la familia y a la persona que debe cuidar.

  • Precisar de manera detallada el servicio requerido:

El cuidador o cuidadora debe recibir información de las tareas que va a realizar y las personas que va a cuidar. Es fundamental conocer el estado real de la persona, sus limitaciones (físicas o cognitivas), gustos y hábitos, medicación a suministrar en caso de ser necesaria, tipo de alimentación, raciones de comida, horarios de sueño y cualquier otro dato que sea importante para la familia.

  • Evaluación de Idoneidad:

Para tener una aproximación a la formación y experiencia que tienen los profesionales del cuidado, es importante que el Cuidador o Cuidadora cuente sobre sus etapas anteriores realizando este tipo de tareas y porque se siente capacitado para prestar ese tipo de servicios y cuáles considera que son sus fortalezas y debilidades.

  • Cierre de la entrevista:

Abordados todos los temas de interés entre la familia y el Cuidador o Cuidadora, es de buena práctica preguntar expresamente si quedó alguna duda o consulta sobre el servicio y ponerse a disposición por cualquier inquietud que pueda surgir posteriormente.

Agradecer al final de la entrevista es un gesto que no debe pasarse por alto.

Más allá de conocer la trayectoria del profesional, sus experiencias previas, etc, es importante valorar otras cuestiones más subjetivas que muestran rasgos de la persona, ver su manera de expresarse, que cosas le gustan, como describe su trabajo y que expectativas personales tiene.

Igualmente, y a pesar del esfuerzo y dedicación puestos en la evaluación de un Cuidador o Cuidadora, muchas veces la suerte juega un rol fundamental para lograr conexión con una determinada persona en una entrevista laboral.

Dr. Pablo Sosa – Director Cuidados.net

Cuidados.net Cuidadores a domicilio; Cuidadoras de enfermos y Cuidados especiales.

Tal vez le guste...

Notas populares